domingo, 19 de noviembre de 2017

Jackson Veyán y "El Misterio Murciano", o de sí José Jackson vivió o no en Murcia. ACTO SEGUNDO






En el primer acto de esta comedia de enredos,  allá por el año 1897, Jackson Veyán  nos dejó con la miel en los labios:


“Os digo: Sí estuve en Murcia... y no estuve: es un misterio que no puedo revelar... porque la verdad... ¡no quiero!

Para desenredar la madeja debemos de retroceder 30 años ….




Situémonos, es el comienzo del curso escolar 1867-1868,  hace ahora 100 años.

Un jovencísimo Jackson Veyán de 14 o 15 años, tiene que compatibilizar  el seguir la estela de sus padres dedicados al teatro, con el proseguir con aprovechamientos sus estudios.
Son años convulsos, pues no olvidemos  que en  septiembre del año 68 triunfará la Revolución, la conocida como La Gloriosa.

Hasta ese momento Jackson Veyán que había estado estudiando en Madrid concretamente en el colegio del Sr. Esteban López Pantoja sito en la calle Colegiata n º 8 de Madrid , uno de los colegios particulares asociados al Instituto San Isidro de Madrid ; sin embargo por motivos que desconocemos  pide el traslado de expediente escolar de Madrid al Instituto de Segunda Enseñanza de Murcia

Archivo General de la Región de Murcia  IAX,1768/29
Vemos, la reconocible firma del joven  Jackson Veyan. 

Efectivamente, y como sostenía  el periodista Pérez Pimentel en la  su discusión con con el Director de la Juventud Lietraria  ,  Jackson  Veyan fija su domicilio en Murcia en , el Arco del Vizconde nº 5.  Edificio éste, hoy desaparecido, pero  muy celebre en la historia de Murcia, curiosamente en una plazuela situada junto a aquel conocida como de “los gatos” había nacido el Maestro Fernández  Caballero, con los que tanto éxitos compartió Jackson Veyán.


Arco del Vizconde. Fuente Laverdad.es


En el expediente escolar que se encuentra en el Archivo General de la Región de Murcia, encontramos las notas de Jackson Veyán.




Archivo General de la Región de Murcia IAX, 1768/29 
1º, curso escolar 1865-1866 :
1º de Latín: Sobresaliente.
Principios de aritmética: Sobresaliente.
Doctrina Cristiana: Notable

 2º, curso escolar 1866-1867:
2º de latín: Sobresaliente
Doctrina Cristiana: Sobresaliente.
En Murcia se matricula en 3º para cursar las asignaturas de Retórica y Poética;  y Doctrina Cristiana.





Se acompaña la expediente la certificación que D. Sandalio dePereda y Martínez, catedrático y Secretario de Instituto San Isidro  realiza  del expediente escolar.


Archivo General de la Región de Murcia IAX,1768/29





Archivo General de la Región de Murcia IAX,1768/29

Sí sabemos de los motivos por los que Jackson se encontraba en Murcia, y es que en su Teatro de los Infantes se encontraba la compañía de su padre Eduardo Jackson Cortés , conocido en el ámbito teatral como Eduardo Cortes.
Nos lo confirma el diario La Paz de Murcia de 20 de febrero de 1868
Fuente : hemeroteca digital del Ayuntamiento de Murcia 



El día 22 de febrero, el mismo periódico publica la favorable critica teatral



Fuente : hemeroteca digital del Ayuntamiento de Murcia 


¡Un ingles!, fue  la más importante obras de Eduardo Jackson Cortes, y la que más éxito le reporto tanto como actor como en su nueva faceta como autor.



Pero he aquí el nuevo misterio….

El 23 de febrero de 1868 , Jackson Veyán vuelve a interesar un nuevo traslado de expediente escolar para seguir sus estudios  de nuevo Madrid  en el Colegio de López Pantoja…. Se alegan “ asunto de familia”

Destacar que se solicita informe de los profesores que consta al margen:

 “ este alumno es merecedor de la Gracia que solicita por su constate aplicación, notable aprovechamiento y buen comportamiento en la clase a mi cargo; ha cometido cuatro faltas voluntarias de asistencia” El profesor.
 “ conforme con el informe anterior no teniendo falta alguna de asistencia en mi clase es acreedor de la gracia que solicita
Mariano Pérez”
Archivo General de la Región de Murcia IAX,1768/29

 Ignoramos cuales fueron  los reales motivos porque a Don José no le dio la gana decírnoslo;  puedo aventurar,   que tras realizar giras fuera de Madrid,  a su padre Eduardo Jackson Cortés, conocido en  los teatros como “Eduardo Cortés” le ofrecieron  la Dirección del Teatro Rossini de los Campos Elíseos de Madrid ya que encuentro la siguiente mención en el El Siglo Ilustrado de julio  1868.








Fuente: Periodico Ilustrado BVPH



Fuente: Hemeroteca Digital BNE



















¿ Fué ese el motivo? ,  ¿ Fue otro? …. ni lo sé …ni tengo ganas de contarlo …





"Si al terminar  la humorada
con lo visto te conformas,
debes darme una palmada
por cubrir "Las buenas formas""

( fuerte en la orquesta y telón)

FIN DE LA EXPOSICIÓN

Jackson Veyán 
Las Buenas formas  Teatro Apolo
12 de julio de 1899


Debo expresar mi agradecimiento al Archivo General de laRegión de Murcia, que me autorizan a la publicación de  los documentos, y del que debo destacar la eficacia  de su gestión.

Para los que tengáis interés en conocer un poco más de los Campos Elíseos de Madrid  os recomiendo la siguiente entrada del Blog URBAN IDADE https://urbancidades.wordpress.com/2011/01/19/los-campos-eliseos-de-madrid/





miércoles, 8 de noviembre de 2017

Jackson Veyán y "El Misterio Murciano" , o de si José Jackson vivió o no en Murcia. ACTO PRIMERO



Portada de "El Mosaico"  Murcia 1898



A finales del Siglo XIX una sencilla mención en el Diario de Murcia de 17 de febrero de 1897  a José Jackson Veyán en un artículo dedicado a la Gimnasia en los centros educativos en esa ciudad, desataría  una intensa polémica entre dos periodistas, y daría lugar  a lo que podemos denominar “el Misterio Murciano” en la vida de Jackson Veyán .




He aquí  un fragmento del cuerpo del delito




El autor del artículo  era  Antonio  Pérez Pimentel colaborador habitual del Diario de Murcia 


Tres días más  tarde  Ramón Blanco Rojo, Director del Semanario la Juventud Literaria de Murcia , publica el siguiente artículo en su columna “Palique”

21 de febrero de 1897

He leído en «El Diario de Murcia» varios artículos gimnástico-descriptivos, redactados por nuestro buen amigo, el ilustrado taquígrafo D. Antonio Pérez Pimentel, en los que demuestra una verdadera afición al arte de las planchas. En uno de sus artículos dice que el señor Jackson Veyán ha estado en ésta, y dicho señor solo conoce Murcia por el mapa.... y nada más que en el mapa.
Aconsejo al Licenciado Sr. Pérez Pimental, que en otra ocasión se informe mucho mejor que esta vez.
Ramón Blanco (Director)

Se inicia así una discusión entre ambos periodistas a través de las páginas de Juventud Literaria, sobre si Jackson Veyán, vivió o no en Murcia.



28 de febrero de 1897


Sr. Director de LA JUVENTUD LITERARIA .
Querido amigo y director: La enfermedad que há días me aqueja, oblígame á valerme de secretario; por no abusar de él, ni de los lectores, seré breve. En el último número de LA JUVENTUD me aludías, y después de indicar que había hecho una plancha, me aconsejabas que me informase mejor otra vez.
Agradezco el consejo y te lo devuelvo, adjunto con la plancha, que la tienes más ganada que yo.
José Jackson Veyan, hijo de José Jackson Giménez, nació en Cádiz el 53, estuvo en Murcia el 65, el 66, el 67, el 68; creo que debe conocer á Murcia algo más que en el mapa; vivió en el Arco del Vizconde y fue alumno aprovechado de nuestro Instituto.

Creo que has ganado con creces la plancha.

Tuyo aftmo.,

ANTONIO PÉREZ PIMENTEL.

Nuestro director contestará al Sr. Pimentel en el próximo número. (N. de la R.)
  
  ******
7 de marzo de 1897

El Sr. de Perez Pimentel, como ya habrán visto nuestros lectores, me dice que el Sr. don José Jackson Veyan ha estado en Murcia, y que vivió en el Arco del Vizconde, , y yo, en vista de lo que afirma, solo diré, que personas que me merecen mucho crédito, como el Sr. D. Diego Cantero, me han asegurado todo lo contrario.

En fin, si estuvo ó no estuvo es muy fácil el saberlo, ; porque escribiéndole á Veyan nos aclarará el misterio.

******


14 de marzo de 1897

Querido amigo y director:
No hay peor sordo que el que no quiere oir. 
Sin querer convencerte de la verdad, citas personas respetables para que den autoridad a tus afirmaciones.
Dices que D. Diego Cantero afirma que Jackson Veyán no estuvo en Murcia; y hay que distinguir.
 El Sr. Cantero lo único que puede asegurar es que: el telegrafista Jackson Vayan, no ha prestado sus servicios en Murcia, al menos estando Cantero en el cuerpo de Telégrafos.

Pero ni el Sr. Cantero, ni nadie, puede negar que una persona cualquiera haya estado en Murcia, por la sola razón de que no lo sepa él; pues sabido es que, el desconocimiento de una cosa, no prueba la no existencia de la misma. 

Afirmé, afirmo y afirmaré, que José Jackson Veyán estuvo en Murcia por los años del 65 al 68, y que fué alumno del Instituto; y siendo así, claro es que deben existir documentos que lo prueben, y si quieres verlos, creo que el Sr. Director del referido establecimiento te concedería galante permiso para ello.

Item más; no tengo inconveniente y aun lo deseo, que escribas carta abierta en tu   JUVENTUD á, Jackson Veyán y que él resuelva tu duda que o es duda. Y si porque tú ú otro cualquiera no lo sepáis, fuerais á negar, por ejemplo, que los Calvos, Rafael, Ricardo y Pepe, Echegaray, Moret y otros muchos vivieron en Murcia, entonces, medrados estamos.

Y rogando á. los lectores dispensen, queda tuyo afectísimo,
        
  .    PIMENTEL. 14 Marzo 97.




Se decide pues, el publicar un carta abierta  dirigida a Jackson Veyán  desde las páginas del Seminario
*******

21 de marzo de 1897

Carta abierta.

 Murcia 21 de Marzo.

 Sr. D. José Jackson.

Muy Sr. mió: El objeto que á escribirle motivo no lo ignorará, y deseo conteste sin dilación, diciendo si estuvo en Murcia, pues Pimentel afirmó y afirma, que ha estado en esta el año sesenta y dos, y yo, como tú ya sabes, he dicho siempre que nó, y te advierto, amigo Pepe, (si me contestas, Jackson, puedes decirme de tú, igual que te digo yo) que á nadie le importa un rábano nuestra simple discusión, pero el caso es importante, importante, sí señor, y es necesario que digas si estuviste en Murcia ó nó, para que así se termine esta latosa cuestión. Adiós Pepe, hasta la tuya; conste que la espero yo, y ya sabes que te quiere tu buen amigo, 

 RAMÓN
  


A estas alturas os estareis preguntando  cual fue la solución al conflicto….¿Contestó Jackson?, ¿residió , o no en Murcia?

A los pocos días se publica la “criptica respuesta “ al puro estilo Jacksioniano



Carta abierta.

RAMÓN BLANCO.

Mi querido Ramón Blanco, ya ves cómo te contesto, ¿y cómo no contestarte siendo amigo verdadero? ¿Conque Pimentel y tú disputáis cual dos camuesos por saber sí estuve en esa? Sois tontos, no me arrepiento, pues disputáis una cosa que á nadie le importa un bledo. 
Si al menos la discusión fuera, y allá vá un ejemplo, sobre un punto y una coma de los que en Madrid tenemos, entonces vuestra polémica , sería de más provecho.
Hallóse un punto á una coma en la calle de Toledo, y ambos, sin miedo, decían, los más duros improperios, con los cuales, mutuamente se quitaban el pellejo; mas llegó la policía: el punto marchó al Congreso y con inmensa altivez exclamó:
—Ya nos veremos,—
 y la coma contestó:
—En la Academia te espero y allí te diré si sirvo más que tú.—
Concluyo el cuento diciendo: la autoridad quedó tranquila en su puesto.
Con esto quiero decir que disputáis sin provecho, lo mismo que el punto y coma de la Academia y Congreso, mas yo soy el policía, que no haciendo caso de esto, os digo: Si estuve en Murcia... y no estuve: es un misterio que no puedo revelar... porque la verdad... ¡no quiero!

JOSÉ JACKSON VEYAN.

Madrid 30 de Marzo de 1897.


Si habéis leído hasta aquí  se os habrá quedado la misma cara que a mí cuando localice , la prensa que os extracto y que podeis consultar en la Hemeroteca Digital de Archivo  del Ayuntamiento de Murcia accesible desde http://www.archivodemurcia.es/pandora.aspx .

De la única conexión  murciana  de la que tenía conocimiento hasta la fecha, era que la abuela materna de Jackson Veyán , nació en  Cartagena ( Murcia).

El Sr. Pimentel que parece muy convencido  de su información, pero da sin embargo datos erróneos  sobre el nombre y apellidos del padre de Jackson Veyán , del año de su nacimiento… ¿Se habría equivocado con algún primo de Jackson? ; ¿a qué se refería José  Jackson Veyán  cuando afirma  que estuvo …pero no estuvo en Murcia?.

Desvelamos  en parte el misterio ….en la próxima entrada


lunes, 15 de febrero de 2016

Nos vamos a los Baños Viejos de Elorrio...de la mano de Jackson Veyán




Caricatura de Jackson Blanco y Negro 17/08/1898
Hoy queridos seguidores,  vamos iniciar en un viaje en el tiempo, y vamos adentrarnos de la mano de Jackson Veyán en la época dorada de los balnearios  ,  media desde mediados del siglo XIX al primer tercio del siglo XX. Más concretamente  viajaremos a los Baños Viejos de la bella villa de Elorrio (Vizcaya/ Bizkaia) .

José Jackson Veyán como  muchos contemporáneos suyos  huía de los calores estivales madrileños y se dirigía a pasar el veraneo a rincones más frescos, generalmente al Norte. Si bien había visitado otros balnearios como el de Escoriaza (Guipúzcoa), allá por el año 1888 su médico le recomienda para  sus problemas nasales tomar las aguas sulfurosas del balneario de los Baños Viejos de Elorrio y así  ese verano por primera vez y junto a su  mujer  Amalía se encamina hasta localidad que seguira visitando anualmente hasta  al menos hasta 1901  según tenemos constancia, gracias a las cartas en verso que dirige a las distintas revistas y periódicos con los que colabora y entre las que destacan El Madrid Cómico, El Heraldo de Madrid,  El Noticiero Bilbaino, El Nuevo Mundo o el Blanco y Negro.

José Jackson Veyán se convierte  en la mejor publicidad del establecimiento dado que sus versos se reproducen por toda la geografía  española, y suele terminar las cartas, invitando a sus lectores,  al director de la publicación,  o a sus amigos a que acudan a Elorrio. 
Caricatura de Jackson Veyán. Nuevo Mundo. BNE
El corresponsal del periódico La Correspondencia de España el 27 de julio de 1900 llega a decir: “ …escondido entre abundante arboleda Los Baños viejos, acaudalado y abundante manantial sulfuroso, que huele mal y no sabe bien, pero que obra milagros, según me asegura mi amigo Jackson Veyán, antiguo parroquiano del establecimiento…” para después  citar entre los visitantes de ese año a otros amigos/colaboradores de Jackson, el escritor López Silva y el músico Ruperto Chapí. 

Tal es la necesidad “anual” de Jackson Veyán de pasar unos días placidos y tranquilos en Elorrio, que el Diario de Avisos de Madrid  de 16 de agosto de 1898 se hace eco de la siguiente noticia sobre Jackson: “deja la dirección artística del Teatro Eldorado por tener que marcharse a los baños de Elorrio”.

El viaje que, hoy  vamos a emprender, discurrirá entre fragmentos de los distintos versos de José Jackson:

Situémonos… meses de julio y agosto, el sol abrasador que cae sobre Madrid. Hay que hacer maletas y coger  el tren en la estación del Norte.  El coche de segunda y a reventar…

Los grados sabían en la villa y corte:
lié la maleta, la casa cerré;
al jefe que tengo pedí el pasaporte,
cogí la familia, tomé por el Norte
y al fin respiré.

La noche tranquila, la dicha completa.
¡Qué fresco empezó se, Sinesio, á sentir!....
Madrid á la espalda, la bolsa repleta,
hasta mi chiquillo soltaba la teta
para sonreir.

¡Del túnel qué hermosa la calma profunda
y del traqueteo qué dulce el compás!....
La tierra que falta, el verde que abunda,
¡y doce en un coche de esos de segunda, ,
que no cabe más!

Mi madre, mi esposa y un ama de Muros
en tres ventanillas que el cielo les dió;
al lado tres monjas, tres viejos maduros.
¡Yo entre dos civiles, que así van seguros
los hombres de pro!

MADRID Cómico 6 de agosto 1890

En ocasiones el viaje no es placido…

Salí de la Corte
en un tren-carreta,
y á medio camino
perdí la paciencia.
jPara el tren correa
no tengo correal
iQué coches, Sinesio,
que tiene la empresal....
iQué viejos, qué malos,
qué asientos, qué puertasl

Al llegar á Burgos,
los túneles llegan,
y allá van viajeros
cruzando en tinieblas
del monte las hondas
entrafias de piedra.
¿Piensas que encendieron
una luz siquiera?....
|Pues nada, Delgado,
la sombra más negral

Madrid Cómico 20 de julio 1889

Y cuidado con la carbonilla que el tren es de vapor:

Huyendo despavorido
de Cánovas y Sagasta,
del calor y del ruido,
aquí estoy porque he venido,
 que es una razón que aplasta.
Soy activo y diligente
y del «Heraldo» me acuerdo
aunque por un accidente
les dirijo la presente
medio tuerto del izquierdo.
Al asomarme al vagón,
un carbón en ignición
el ojo mé puso rojo.
apañado tengo el ojo
si no me saco el carbón.
No creo me inutilice,
y aunque algo me martirice,
sigo la carta empezada,
porque el médico me dice
que lo del ojo no es nada.

El independiente de Orihuela 15 de julio de 1893

La familia crece y hay que dividir las fuerzas…

El tren no descarriló...
(¡RARA AVIS!) y entré en Vizcaya
con mi madre y mi mujer,
cuatro niñeras, dos amas,
ocho chiquillos, seis mundos,
tres cavás y una canasta
con la merienda y con un
cacharro de porcelana,
de precisión absoluta
para el que con niños viaja,
y que no quiero nombrar,
pero que es blanco y con asa.
Solitos desde Madrid,
y alegres como unas pascuas,
llegamos los diez y siete
individuos de mi casa,
que ya más bien que familia
parecemos caravana.
Dividiéronse en Bilbao
las fuerzas que acaudillaba.
Toda la tropa menuda,
madres, niñeras y amas,
siguieron a Castro Urdiales
buscando la mar salada,

El Noticiero Bilbaino, julio 1894

Jose Jacskon Veyán



Jackson coge desde Bilbao el tren hasta Durango y desde allí, los 8 kilómetros que lo separan de los baños Viejos de Elorrio los realiza  en la s Diligencias que los establecimientos ponen a disposición de los clientes.
Ya está en Elorrio, su paraíso particular:












|Ah, querido director!
y ¡áh, queridos redactores!
¡Qué fresco tan seductor 1
i Qué baños tan superiores!
¡Qué manantial... y qué olor!

¡Cuántas nubes en la altura
y cuánto verde a mis pies!
¡Qué deliciosa ventura
el disfrutar veintitrés
grados de temperatura!

Bajo frondosos nogales
¡qué dulce paz; caballeros!
¡ Aquí ni crisis parciales,
m huelgas de barrenderos,
ni broncas municipalesl

Aquí la atmósfera pura;
la gente que se sulfura
poniendo arrugado el gesto
y la fuente que murmura...
. en vascuence por supuesto.

El independiente de Orihuela 15 de julio de 1893

¿Y como es el establecimiento? Se preguntaran los lectores ¿es buena la comida?...
 
Baños Viejos de Elorrio. Fot. facilitada por Luis Madina
La existencia es un edén
en este Establecimiento,
y respecto al tratamiento
médico, estamos muy bien.

Tenemos un Director
ilustrado y competente
y, fino y condescendiente
y digno y sabio Doctor.

No economiza molestia
por atender y agradar,
y no le quiero nombrar
por no ofender su modestia.

La cocina es deliciosa:
A la mejor deja atrás,
y me gusta mucho más,
más que el agua sulfurosa.

Madrid Cómico 14 de julio 1888


Son aquí excelentes
la casa y la mesa,
dignas del renombre
de Barrenechea,
el mejor fondista
de Vizcaya entera.
El agua y los baños
son cosa selecta.
Aquí todo es bueno;
hasta las doncellas
son condescendientes
y guapas y atentas.

Madrid Cómico 20 de julio 1889

Aquí las costumbres, ¡qué puras y honradas!
¡Qué castas doncellas se ven por acá!
No las deja el cura bailar agarradas,
pero de las fiestas vuelven abrazadas
con su mutiyá.

Aquí no hago nada: ni cazo ni pesco,
y estoy hecho un vago poeta cerril.
Ni tomo del alba el sabroso fresco,
ni sé hablar vascuence, ni bailo el aurreseo
con el tamboril.

Ni aquí hay novedades, ni lances extraños.
La fuente, el azufre, comer y roncar:
ya tomo las aguas, y tomo los baños.
Nada, la costumbre de todos los años:
tomar y tomar.


MADRID Cómico 6 de agosto 1890

Según nos narra  en sus versos  el horario se cumple:


Aunque es su sabor extraño
á la salud me esclavizo.
A las seis me pulverizo;
á las siete tomo el baño.

Subo á mi cuarto, me aseo,
y bajo al sitio oportuno
á tomar el desayuno
con un hambre que no veo.

Después á mi obligación,
'que de eludirla no trato.
A colgarme al aparato
de la civilización.

Trasmito algún telegrama:
á la una vuelvo á comer.
A las dos vuelta al deber,
luego ceno, y á la cama.

Hago el signo de la cruz.
Paso fumando una hora,
le cuento algo á mi señora
y luego.... apago la luz.

El día se hace largo y Jackson socializa con el resto de  huéspedes, a los que suele citar  en sus versos; también le da tiempo hacer “comedias”  y así el Liberal de 16 de agosto de 1896  nos informa. “ Jackson Veyán no desperdicia el tiempo en Deva. Durante su estancia en el balneario de Elorrio ha escrito un juguete cómico que se titula “Curro López” y cuyo estreno tendrá lugar al principio de la temporada en el Lara

Bañeros,  hermosas doncellas, los maravillosos trabajos de Marcelino Ureña  en Damasquinado de Eibar, mediante incrustaciones de oro y plata en relojes y otras joyas, la buena comida, los paisajes , el tiempo…trufan los versos de Jackson …

Toca despedirse:

Preparad vuestro equipaje
si aun os queda algún coraje,
amigos que esto leáis,
y a Elorrio los que tengáis
dinero para el viaje!

Aquí, de la corte lejos,  
entre giras y festejo,
no hay manera de aburrirse.
¡El que quiera, divertirse
que venga á los Baños Viejos! 



Hoy en día, Elorrio, que ya no es aquella pequeña villa  que enamoró a Jackson Veyán , sigue conservando un casco antiguo de los más bonitos de Bizkaia que merece la vista de todos los jacksionanos 





P.D Esta entrada está dedicada al fotógrafo Luis Madina  que allá por el año 2006, antes de iniciar la andadura de este blog, contacto conmigo para hablarme de los Baños Viejos de Elorrio y del libro de fotografías que tenía en mente publicar junto a Ricardo Ajuria . Diez años después Luis contacta de nuevo conmigo, y me impulsa a escribir esta entrada que tenía en la reserva desde hace tiempo. He de agradecerle públicamente que tuviera la amabilidad de regalarme un ejemplar del libro: “HURRENGO GELTOKIA, ELORRIO : ELORRIO , PROXIMA PARADA”, en el que en el apartado biografías se contiene una reseña de Jackson Veyán y sus poesías,  y que recomiendo a todos los que quieran sumergirse, gracias a la magia de la fotografía antigua, en el espíritu de aquella época.